Seguidores

jueves, 10 de septiembre de 2009

Gafas de sol: Glamour en el rostro

Con forma caprichosa y montura metalizada, de Alexander McQueen





Tanto en la playa como en la ciudad, las gafas de sol nos dan distinción, lujo y glamour.

Las gafas de sol son uno de los complementos más incorporados al vestuario, tanto de los hombres como de las mujeres. Además de proteger la vista de los rayos dañinos del sol, otorgan un gran toque de glamour.

Los primeros pasos en la elaboración de unas gafas para el sol fueron dados por el británico James Ayscough, quien comenzó a experimentar con lentes tintadas con el objetivo de paliar ciertos problemas específicos de la visión.

Más tarde, a principios del siglo XX, el uso de estas gafas empezó a popularizarse, sobre todo en estrellas y celebridades y a partir de 1929 se comenzaron a producir en masa y a comercializarse en Estados Unidos.

En la actualidad, los más renombrados diseñadores de moda como Dolce & Gabbana, Gucci, Cavalli y Dior, entre otros, cuentan con sus líneas de gafas de sol.

Existen innumerables estilos, incluso podría afirmarse que existe un modelo especialmente diseñado para cada rostro en el mundo.

Los de tamaño considerable, con vistosos marcos, tipo “retro”, evocan a las grandes divas del cine y son ícono de glamour. Pero claro, no siempre, este tipo de montura va bien a todas las caras, por lo que se recomienda, antes de hacer la compra, estudiar un poco el corte del rostro.

En líneas generales, para los rostros más cuadrados, las gafas deberán suavizar las líneas, irán bien las formas redondeadas u ovaladas y no tanto las que son demasiado pequeñas. Para los más redondeados, se aconsejan unas gafas más cuadradas y rectangulares que logren resaltar los pómulos. Para los de líneas triangulares, mejor los de perfil redondeado, ovalados o bien redondos.

El tono de la piel es otra variable a tener en cuenta a la hora de elegir unas gafas. Así, para las pieles tostadas y morenas, acompañan muy bien los colores cálidos como naranjas, rojos y dorados. Para las tonalidades más blancas, se destacan mejor los oscuros como negros, azules y morados.

Gafas XXL en pasta de color azul, de Moschino


Con lunares, Gyvenchy

Redondas en pasta blanca, de John Galliano para Dior


Con corazón en la montura, de Moschino Cheap&Chic

Gafas tipo aviador, de Just Cavalli




Blancas y con forma ovalada, de Christian Lacroix


Tipo antifaz, de Carolina Herrera


Grandes y con el cristal degradado, de Pucci


Ochenteras y oscuras, de La Perla