Seguidores

martes, 15 de septiembre de 2009

Nota: El mundo de los bordados

Todavía existe un lugar en el mundo, un taller artesanal, que hace de cada bordado una joya única que se mima hasta en el más mínimo detalle. ¿La culpable? La maison Lesage, un atelier mítico que trabaja mano a mano con Chanel.
[foto de la noticia]
¿Quién es este hombre en cuyo despacho podemos encontrar desde fotos dedicadas de Yves Saint Laurent o Lacroix hasta tarjetas de agradecimiento con las palabras más cariñosas de los más grandes de la moda? Se trata de François Lesage, en la actualidad, uno de los más grandes (sino el más grande) maestros bordadores del mundo, además, de Caballero de la Legión de honor. De su taller salen los mejores bordados, esos que pueblan los diseños de la pasarela más exclusiva del mundo, la de la Alta Costura. Pero, ¿cuál es la historia de este taller?

Un poco de historia

El padre de François Lesage, Albert Lesage y su madre Marie-Louise Favot, modista de Madeleine Vionnet, compraron la casa Michonet en 1924. El atelier comienza a hacer bordados y su nombre se hace conocido entre los grandes de la moda: Poiret, Vionnet... Cuando muere su padre, en 1949, François Lesage asume la dirección de la empresa.

En los 50 años siguientes, la colaboración con las principales firmas de moda es excelente: Dior, Yves Saint Laurent, Gaultier o Lacroix se rinden al savoir faire de esta maison.

En 2002, la maison Lesage se incorpora al universo Chanel, aunque continúa trabajando para otros grandes de la moda.

[foto de la noticia]

Un trabajo en equipo

El trabajo de bordados forma parte de una maquinaria, la de Chanel, que funciona a la perfección. En un primer momento, Karl Lagerfeld manda su inspiración a todos los ateliers artesanos. Monsieur Lesage manda su propia propuesta a Chanel. Cuando todo recibe el visto bueno del kaiser, los "dibujantes" hacen sus pimeros bocetos que después serán trasladados a la tela.

Es entonces cuando el atelier Lesage comienza a trabajar a pleno rendimiento. Siempre según la tradición más artesana, que sigue sin cambiar a pesar del paso del tiempo, las bordadoras comienzan a realizar su labor, que después veremos plasmada en los diseños más exclusivos.

[foto de la noticia]

El archivo más completo

La casa Lesage no se encarga sólo de realizar este trabajo artesanal. Hoy en día, posee una de las mayores colecciones de bordados de Alta Costura del mundo. Clasificadas por temporada y modisto, este legendario atelier cuenta con más de cuarenta mil muestras de bordados (las más antiguas datan de 1858), además de toneladas de materiales de moda (strass, perlas de cristal, etc).

No es de extrañar, por tanto, que muchos diseñadores recurran a esta espectacular "biblioteca de la moda" para inspirarse en ella. El archivo, por supuesto, está abierto para ellos.

Una escuela única

Consciente de la importancia de su legado cultural, François Lesage fundó hace unos años una escuela de bordado, ubicada en la misma calle, rue de la Grange-Batelière, sólo un piso más abajo de donde se encuentra el mítico taller. Supervisado por él en persona, los futuros artesanos aprenden todas las técnicas centenarias y, además, se encargan de garantizar un relevo generacional vital para la supervivencia de este legado.



Esto es lo que realmente atesoro en el corazón, este hombre puede decir fielmente, que formó parte del mundo de la moda y que hizo con ella maravillas :)





Pagina web Telva

1 comentario:

andy dijo...

sabia que existia pero no la historia
gracias por enseñarnos
besos